Saltar al contenido

tobe or not tobe?… ya no me acuerdo

14 marzo 2012

 

Si tuviese que mirar a los ojos de un cráneo humano, que descansa sobre la palma de mi mano, me vería obligado -para romper el hielo- a decir aquello de: “ser o no ser”. Es posible, también, que la penumbra del momento turbara mi mente y no fuese capaz de articular palabra. Todo es posible.

El maestro Tàpies decía que para poder tener la mente abierta a la creación, uno debe estar libre de todo tipo de problemas: económicos, familiares, sociales, etc. Con este preámbulo sobre la mesa, cierto y sabio a la vez, me miro al espejo y descubro ojos de desasosiego en busca de soluciones alternativas a la alternativa de soluciones que en realidad no tengo. Y es que en estos tiempos que corren los problemas económicos irrumpen con fuerza en la estabilidad familiar que, a su vez, destroza aquella habilidad social que algún dia se tuvo. Como efecto secundario el alma, antes creativa ebullición de ilusiones –ingenua-, se ha convertido en un alma en pena, incapaz de efectuar su correcta transmisión al resto de órganos responsables de un buen resultado final.

Poco amigo de la queja publica, en lo que a mi alma se refiere, hoy me he lanzado a escribir esto, que de alguna forma aliviará aquel remoto rincón en penumbra, que aun conserva un haz de luz –por alegría-, que incide sobre el cráneo humano que mantengo sobre la palma de mi mano, que no es de otro, sino mío.

Ser o no ser. Hoy puede ser.

 

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: